19 de abril de 2015

Física

La curiosidad mató al gato,
y antes de besarte,
pensé que me intoxicaba, 
pero todo es culpa de Schrödinger, 
créeme, 
la física siempre tiene la culpa. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario