5 de abril de 2015

Marx solo sirve para sacarse fotos.

A veces Marx solo sirve para sacarse fotos,
y yo,
para sonreír muy muy fuerte. 

Os beso fuerte las noches que nadie se pasea por mi ombligo.

Nunca me ha gustado que me acaricien el pelo,
pero si es condición para columpiarme en tu clavícula, 
te prometo que me dejaría.

Me dejaría acariciar el pelo,
y tocar todas mis otras manías,
por no dormir sola. 

Otra vez. 

Siento que Russell no va a tener nunca la solución a mis problemas,
y eso sí que no lo voy a poder superar. 

A menos que me cojas fuerte de la mano,
y me beses los párpados. 

Todo volverá a ser primavera,
y yo podré bailar como si no te hubieras ido nunca. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario