18 de junio de 2015

Costuras

Lo único que me gusta de estas noches es verla bailar flamenco,
y no me entenderás,
pero Suárez canta a la mujer de su vida desde el 10 de abril,
y yo le escribo al desamor de mi vida desde que lo he dejado de buscar.

Nada va a cambiar,
se van a marchitar todas las flores,
y a mí ni siquiera me va a importar,
porque solo quiero que te rías fuerte para mí,
cuando llegues
o te vayas,
o te quedes.

No nos vamos a tocar nunca
ni las costuras
ni los lunares
ni los vértices mal remendados
pero eso todavía no lo sabes.

Y de verdad que me gustaría,
la presión de tu pecho contra mis alas,
despertar
y no sentirme sola.


No hay comentarios:

Publicar un comentario