1 de julio de 2015

Paréntesis.

1 de Julio de 2015. 

A veces quiero contar cosas sin volverme tan triste como en mis textos y no sé cómo. 
Es 1 de Julio, y eso nunca ha significado nada, pero si queréis os puedo hacer una lista:

—Hoy me dan las llaves de mi piso en La Laguna. (¡Sí, me mudo, yo!)
—Queda justo un mes para mi cumpleaños y para mudarme oficialmente. (It's going to be legend...wait for it...dary,) 
—Quedan 13 días para la TLP y me muero de los nervios. 
—El 3 de agosto empiezo a trabajar, un mes entero, haciendo una sustitución y no quiero crecer de golpe. 
—Quedan 8 días para mi último examen de primero de carrera (espero). 
—No tengo ningunas ganas de ponerme a empaquetar mis cosas pero sí que tengo ganas de mudarme. Las contracciones.
—Primero de carrera se me ha pasado muy muy rápido y he conocido gente muy muy encantadora.
—Sigo escribiendo aunque no publique casi nada, os lo prometo. 
—Esta lista está muy desordenada pero como mi cabeza, no sé qué más os esperáis de mí. 

Hoy me he entristecido mucho por dos cosas: la primera es que me he enterado que un conocido se va con el ejercito a Afganistán y me ha afectado más de lo que pensaba debido a que no entiendo la vocación que existe hacia "la defensa del país de forma armada" y la segunda, que nos toca más de lleno a todos, la Ley Mordaza. Es imposible que nadie se lo imaginara, que nadie hubiera pensando hace cuatro años que un partido CONSERVADOR iba a hacer estas reformas estúpidas y sin sentido. 

Sigo sin saber qué es lo que pasa o lo que no acaba de pasar. 

A lo mejor os vuelvo a escribir, 
y sigo como siempre,
riendo mucho, 
y llorándole a todas las hojas en blanco que encuentre. 

(O a lo mejor no.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario