14 de octubre de 2015

Martes XIII

Al menos
yo fui
una vez
mi propio cementerio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario