18 de noviembre de 2018

Sanación

Enfráscame las lágrimas
junto con copos de nieve
para que no sepas
qué es culpa tuya
y qué de la lluvia.

Líbrame en batalla,
no me importa sangrar
todos los daños
hasta convertirme en ceniza,
si es contra
y por ti.

Entretéjeme los párpados con pétalos,
y prepárame para el funeral.
Llevo dedales en cada una de las yemas
por si al vernos arder
aún puedo seguir tocándote.

Resárceme las grietas
y encuentra, en cada una de ellas,
el camino hacia la cura,
esa que una vez,
encapsulaste dentro de mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario